Hace dos meses compré una bolsa de naranjas en una gran superficie a un precio que me pareció increíble, 1,75 € por 4 kg. Llevado por la curiosidad de dónde consiguen esa maravilla, leí en la precaria etiqueta: variedad navel-late, origen España, conservado con thiabendazol, imazalil y orthophenylphenol. Me sonaron tan mal esas sustancias que decidí guardar la etiqueta para investigarlas más tarde.

Unas semanas después, haciendo la compra en Londres, de nuevo me llamó la atención la etiqueta de la bolsa de naranjas (además del precio, muy superior y sólo por 6 piezas): variedad Lane Late, origen España, nada de información sobre conservantes, aunque sí información nutricional, fecha máxima de venta y, ¡atención!, indicación de que ¿lavemos las naranjas antes de usarlas? ¿Has hecho eso alguna vez? Sí, dice con claridad “Wash before …leer más